www.oscarvillalon.com

Foto: 2011 © Rafael Cruz Blanco.

Foto: 2011 © Rafael Cruz Blanco.

Pintor chileno-español, Licenciado en Bellas Artes Universidad de Chile, radicado en España desde 2001. Su obra adquirida por distintas instituciones, colecciones privadas y públicas en la Unión Europea, Estados Unidos y Sudamérica se enmarca dentro del movimiento denominado Nuevo Realismo Español.

Fundador y Co-Director de la Academia de Pintura ArteDV en Madrid y del proyecto artístico Decinti&Villalón en 2003, junto al artista chileno-italiano Alejandro Decinti.  Creando un espacio formativo en Madrid especializado en difusión de técnicas artísticas clásicas y contemporáneas en el marco estético de la figuración y la promoción artística de sus alumnos. Desde 2007 dirige el proyecto internacional “Curso de pintura al Aire Libre” que se a desarrollado en La Toscana, Roma y Sicilia.

 ACERCA DE LA SIMPLICIDAD Y DE LAS LIGERAS PERTURBACIONES DEL PENSAMIENTO / JESÙS CÁMARA

 Óscar Villalón es un pintor realista específico y sumamente excepcional por la sobriedad y la elegancia de su discurso. La textura, el trazo y el color que emplea en sus obras hace que éstas resulten como un armonioso trabajo en el que un estrecho vínculo entre luz, forma y espacio hace evidente la voluntad del artista por idear y descubrir sobre lo conocido, por explorar de nuevo lo escudriñado, haciendo palpable aquello que no fue visto por los demás. Esta manera de pintar revitaliza también el propio ejercicio de la pintura y lejos de posturas maximalistas y agoreras, proclama que la pintura realista y en concreto la española está aún más viva que nunca. Nuestro artista ejemplifica la conciencia personal que embarga a muchos de los pintores de esta tendencia, saben que estas obras dejan de emocionar cuando sucumben a una representación excesivamente académica del mundo. Villalón cede a un cúmulo de detalles, a un mundo donde las cosas aparentemente tienen su lugar propio, a órdenes conocidos y sin sorpresas. Es precisamente por lograr la eliminación de este exceso de detalles, y por la negativa a moverse sin más dentro del arco de los órdenes acostumbrados, por lo que su obra ha luchado a lo largo de los años. Le ha llevado en diferentes momentos de su carrera a cimas inconfundibles. Para mí estas cimas se pueden resumir precisamente en los géneros que presenta en esta muestra: la naturaleza muerta, el retrato, rincones de Italia –especialmente la Toscana- y su última serie de Venecia.
Ha sido por encima de todo un movimiento hacia la simplicidad, hacia la expresión, a dejar que la obra respire, sugiera e incluya, y hacia una poética del silencio y del vacío. Me vienen a la memoria los retratos de Kasia, Divagación, Dueto o El cronista Raúl Alonso y no puedo, sino encontrar ciertos tics característicos de su manera de hacer; detalles casi zurbaranescos desperdigados en todos ellos. Un cúmulo de sensaciones inunda estos espacios. En concreto, en El cronista Raúl Alonso, crea un cierto aire flotante de la figura de campo entero, que conjura el juego de la memoria, una cierta sensación de una presencia que domina un espacio, el de un hombre ensimismado en la lectura. Está tratando, en pocas palabras, con el espacio de vivir, que es uno de sus temas dominantes. En Libertango nos devuelve a imágenes de amor perdido o de amor que se pierde, perdidas en los silencios de un vacío que las rodea, pero en este caso son menos anecdóticas o narrativas. Son poco más que sensaciones registradas, sin palabras, susurradas suave pero repetidamente. Estos retratos constituyen una muestra extraordinaria sobre el silencio, el vacío y la simplicidad, sobre las ligeras perturbaciones del sentimiento, y sobre la intensidad de lo que sigue sin declararse y lo que está siempre inmanente……….Para concluir, puedo decir que el trabajo de Óscar Villalón constituye una metáfora que estimula al espectador al ensueño, a la inmersión en la obra. Él mismo describe sus pinturas como viajes en los que se pasea físicamente a través de la superficie. Y viene a cuento recordar lo que expresé líneas atrás, aunque me repita, sobre su pintura: una muestra extraordinaria sobre el silencio, el vacío y la simplicidad, sobre las ligeras perturbaciones del sentimiento.Os invito a mirar.

Jesús Cámara

Asociación Española de Críticos de Arte (AECA)
Director del Museo Salvador Victoria. Rubielos de Mora (Teruel).